Realidad mixta


¿Cómo hablar el idioma de las máquinas? ¿Cómo dejar de soñar el abrazo colectivo, el amuchamiento cariñoso, el ver una película apretándose en el sillón? Pasó más de medio año, me digo que es hora de soltar algunas amarras.

Hay que ver si es posible que haya lugar para la nostalgia en coexistencia con los trabajos para la construcción de una nueva forma. En la palabra “nostalgia” anida el deseo doloroso de retorno (“nóstos” es regreso, y “álgos” es dolor, en griego). Necesitaríamos cortar ese hilo con el pasado, sutilizarlo, tal vez convertirlo en reminiscencia placentera