Mi lugar, algunas listas


Portugal´s umbrella art, de Promila Shastri

Cosas que en mi lugar no encuentran distancia entre el pensamiento y la acción:

Buscar la compañía de otros, imaginar mil franelas.

Desear “ser” cuando no hay “hacer”.

Cosas que en mi lugar no tienen lugar:

Marcar el paso de las horas, contemplar el tiempo como algo que se va.

Sufrir en vano por heridas pasadas.

Saltear un aprendizaje para obtener un resultado.

Dar reconocimiento sin hechos, apenas con palabras.

Seres que en mi lugar son fuente de admiración:

Uno que una vez hizo algo increíble, y desde entonces volvió cotidiana su búsqueda.

El que logró llegar como extranjero y vivir como local.

El que cuida por el placer de cuidar, sin esperar ser cuidado.

El que pensó en algo tantas veces que lo volvió materia.

Un pez que vive fuera del agua.

Seres que quedaron olvidados en la historia de mi lugar:

Uno que una vez hizo algo increíble.

Uno que plantó su jardín con flores tan especiales que no supo hallar el agua para regarlas.

El que pensó por primera vez en algo. Las primeras veces no son las mejores.

El que se aferró a un logro único y esperó que el tiempo pase.

Tareas cotidianas de mi lugar (excusas para la felicidad):