Método DeROSE - Sede Decana. Tel. 4864-7090  -  Decana.ar@DeRoseMethod.org  -  Av. Corrientes 2940 3º 7, Buenos Aires, Argentina

La culpa de la nada

23 Jan 2019

Mapamundi de Juan de la Cosa realizado en El Puerto de Santa María en 1500 

 

Cuando era más chica tenía un novio con el que conversaba sobre viajar, y él me explicaba que lo bueno de viajar es que se puede “amebar” sin culpa. Se refería a que, viajando, tenés la excusa perfecta para no hacer nada, algo sumamente deseable para cualquier buen posadolescente al que le llega el momento de hacerse cargo de su destino y quiere postergarlo.

 

Particularmente, terminé el colegio secundario harta de sentir que estaba en preparación; me consideraba lista para muchas cosas desde hacía bastante tiempo, y el colegio doble turno era absorbente a más no poder. Por eso hice un viajecito de un mes y volví ansiosa de poner las manos en la masa incierta de mi vida de ese momento. Tenía claro qué me gustaba, pero cómo lograrlo iba a requerir mucha investigación aún.

 

Echar raíces (lo cual para mí en aquella época era la forma más viable de construir cualquier proyecto) es un concepto que mutó en veinte años de manera alocada. Las raíces parecen haberse independizado de la tierra, y se encuentran por ahí cantidad de personas-claveles del aire, que consiguen crecer y florecer sin tierra firme debajo. 

 

Si bien hace más de medio siglo ya existía un Blaise Cendrars, escritor, trotamundos, emprendedor y al mismo tiempo capaz de ir a la guerra y sobrevivir, el pobre de Blaise tenía que embarcarse por veinte días para conocer por ejemplo los territorios brasileños, lo cual dificultaba un poco las cosas. Por suerte tenía talento para la escritura, y lograba ingeniárselas para bancar esos viajes costosísimos. 

 

Hoy ya no sirve el viaje como excusa para “amebar”. Durante el viaje se pueden hacer mil cosas a la distancia. Se puede estar comunicado en gran parte del planeta. Se puede construir desde la virtualidad un sinfín de mundos. Se puede cuidar a la distancia, aunque sintamos la falta de una caricia. Se puede buscar con tranquilidad la mejor manera de no hacer nada, sin sentir ni un poco de culpa por eso.

Etiquetas:

Please reload

Entradas destacadas

Economía doméstica

2 Oct 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

27 Nov 2019

20 Nov 2019

6 Nov 2019

23 Oct 2019

16 Oct 2019

9 Oct 2019

Please reload

El sentido del movimiento

December 4, 2019

1/10
Please reload