Método DeROSE - Sede Decana. Tel. 4864-7090  -  Decana.ar@DeRoseMethod.org  -  Av. Corrientes 2940 3º 7, Buenos Aires, Argentina

Aprender más, cuando sabemos más

31 Jul 2018

 Foto por Redd Angelo

 

Hace un tiempo escuché hablar del concepto Equipo Rey, que para llamar la atención utiliza la similitud fonética con el nombre de la tragedia griega de Sófocles Edipo Rey.

 

La expresión dio nombre a la tendencia ya instalada de valorizar la opinión de los integrantes de un equipo, a la hora de tomar decisiones. Este funcionamiento grupal modificó de manera sustancial las formas de liderar y reemplazó un fuerte paradigma: el concepto de verticalidad en las estructuras sociales.

 

Sabemos que, siempre que hay cambio de paradigma, todo vuelve a cero y se hace necesario reaprender formas innovadoras para alcanzar resultados positivos.

En la actualidad existen variadas formas de liderar con menos método y concediendo mayor importancia a la intuición y flexibilidad de los que tienen esa responsabilidad.

Ahora bien, sabiendo que el poder del equipo ha crecido y las decisiones compartidas pasan a tener mayor valor que las de un líder, debemos potenciar esta nueva manera de convivencia y productividad. Observemos, por ejemplo, los equipos deportivos: es fácil advertir que la solidez en la unión de los integrantes no basta, debe haber además un constante entrenamiento. Este entrenamiento no puede ser relativizado; por el contrario, debe ser intenso, práctico, constante y con chequeos de resultados.

 

El mayor problema surge en los casos de equipos que no son estables, están integrados por especialidades diferentes y no están constantemente juntos para mantener entrenamientos que fortalezcan al grupo. Uno de los ejemplos clásicos son los hospitales, donde en los casos de urgencia intervienen diversas especialidades, en general varios de los integrantes del equipo convocado no se conocen y deben tomar decisiones cruciales sin tiempo para discutirlas, con el estrés que esto causa.

 

Amy Edmonson, autora del libro Extreme Teaming: Lessons in Complex, Cross-Sector Leadership, menciona el recordado caso de los mineros atrapados durante sesenta días en una mina en Chile, situación que exigió tomar decisiones urgentes, acordando entre personas de distintas culturas, orígenes y profesiones.

 

Estos casos extremos han demostrado que es posible superar un condicionamiento que generalmente nos impide utilizar los talentos de todos los integrantes de un grupo. La dificultad consiste en aprender cuando uno ya sabe, y para superarla se recomienda aplicar la llamada humildad situacional.

 

Analizar situaciones de crisis extremas puede sernos de gran utilidad para buscar formas innovadoras de funcionamiento en nuestra realidad laboral. Al fin de cuentas siempre debemos propender a la unión, que nos hace más fuertes. Alguien dijo alguna vez: “ese hombre no me gusta mucho, debo conocerlo mejor”.

 

Hasta la próxima semana.

Please reload

Entradas destacadas

Economía doméstica

2 Oct 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

6 Nov 2019

23 Oct 2019

16 Oct 2019

9 Oct 2019

Please reload

Censura

November 6, 2019

1/10
Please reload